sábado, 14 de agosto de 2010

L'infinito è dentro di te














Es de madrugada. Sigo aquí, despierta, escuchando música seleccionada según mi estado de ánimo. Lo que dejo sonar ahora es “La voz del silencio de Bocelli”…Me gusta mucho. No pensaba escribirles la letra completa pero decidí poner algo: Quisiera estar un poco a solas con los sueños que perdí, y del misterio del silencio una voz viene hasta mí, y cobran vida muchas cosas que olvidadas ya creí, que están en tú voz, yo que te quiero tanto, bendigo este silencio que vuelve a darme la ilusión perdida……….En la voz del silencio encuentro nuevamente el ansia loca de buscarte ilusionado y de morir en la ternura de tu amor…


Aquí, en un país tan distinto del mío, con tantos retos en mi vida que desde mucho tiempo atrás me planté; metas a las cuales llegar, y que a pesar de haberles puesto el esfuerzo requerido, no he logrado. Los vi irse de entre mis manos y desvanecerse con mucho dolor en mi conciencia. Destruyendo una parte del gran castillo que he construido desde que tengo uso de razón.


Y aunque suene tonto o infantil, para mí cada etapa y logro de mi vida se basa en una piedra más de mi construcción, de ese castillo, de lo que soy. Incluso todas aquellas personas que de una forma y sin saberlo me ayudaron a seguir el cimiento que mi familia me enseñó a armar. Sé que he pasado por desbloques, han faltado sin poder evitarlo. Y aún así he tenido que seguir, conseguir y remplazar los faltantes, sin importar el material del cual se componga.


Tendremos el coraje para enfrentar y hacer lo que nos propongamos, y aunque no siempre lo logremos a la primera o los resultados no sean los mismos, lo importante de todo es no quedarse estático…Y sí, puede que no haya logrado lo que quería, que haya perdido muchas cosas aquí, pero lo importante es que lo intente, y que no pienso quedarme a esperar lo que venga, saldré a buscar lo que me toca. Seguir adelante. Tengo que remplazar el material, sin olvidar el objetivo principal, ser lo que soy, una mujer con una vida por delante que no se dejará ni deja vencer por las adversidades. Así parezca lo contrario.









Nota: Sé que nunca leerás este blog, sé que no puedo decir más palabras de las que ya he dicho. Pero solo quiero decir aquí: No te rindas, Princesa, y no permitas que el dolor destroce tu alma. Recuerda tu fuerza. Te quiero y querré siempre.


3 comentarios:

Lía. dijo...

Lindo y realista escrito... Me quedo con eso del coraje para enfrentar, dura tarea; pero encarecedora al momento de intentar avanzar.-
A quién vayan dirigida estas letras, de seguro de no leerlas le habrán de llegar los destellos de tus palabras y murmuradas por la brisa se sentaran en los tímpanos de sus oídos para comenzar trayecto de análisis y quién sabe de admiración.-
Me ha gustado el modo de canalizar tus emociones... me quedo para hacerme parte de tus logros.-
Besos, todo un gusto encontrarte.-

Isabel dijo...

Es importante construir y no destruir.
Un saludo.

ave de cristal dijo...

Los amores sinceros y verdaderos, no se olvidan fácilmente, siempre dejan huella.

A. d. C.