miércoles, 22 de septiembre de 2010

Hace unos días dejé hablar a la razón para volver a decir adiós.

Ayer, mirando a la luna surgir entre la niebla, el corazón saltó a decirme que debía regresar. En la debilidad, mi alma se liberó de la prisión que le había creado la razón para buscar a su complemento y protegerla eternamente, sin las armas que pueda darle la coraza de un cuerpo para hacerlo.

Hoy me di cuenta que nunca le dije adiós, que mi corazón la mantiene a su lado en lo profundo de un sentimiento, y que mi alma vive cuidándola desde que la conoció.

12 comentarios:

Intro dijo...

Que hermoso Alp.

que hermoso sentimiento.

Te abrazo.

Lía. dijo...

Bella y comprometida manera de amar...
Te felicito por saber hacerlo!

Un abrazo!!!

Isabel dijo...

¿Por qué tanta coraza? ¿Tienes miedo a sufrir?
Un saludo

Anónimo dijo...

No creo que sea miedo a sufrir, por que en muchas de sus letras transmite un poco del sufrimiento que lleva en hombros. Yo creo que es miedo a vivir, a amar a alguien real y que corresponda al sentimiento. Tal vez es miedo a ser feliz :(

Alphard dijo...

La primera vez que leí el comentario de Isabel, me hizo pensar, me pregunté el por qué de sus interrogantes...más decidí no responder.
Pero bueno...coraza tengo, algo desecha; al sufrir no existe miedo. Amo a alguien real, y el ser feliz, lo he sido...;)

Anónimo dijo...

Al decir 'alguien real' me refiero a la felicidad dentro de un amor pleno, un amor correspondido, sincero, bello como el de tus historias y tus sueños.
Uno puede a veces creerse o ser realmente dicho dentro de un amor unilateral por que estamos del lado donde el refugio es la imaginación que al mismo tiempo es el mejor escudo contra la realidad. Conocemos a nuestro 'amor' pero como persona, pero no como compañer@ de vida, entonces al idealizarl@ como pareja nos formamos una imagen y un concepto alejado y adaptado a nuestras necesidades afectivas.
Sí, puede resultar deleitante el hecho de poseer, crear, susurra su nombre, sentir su aroma y su calor en base a un sólo recuerdo, pero al mismo tiempo nos enfrascamos en una irrealidad absurda en la que el tiempo sigue corriendo con oportunidades que no se repiten.
La pasión unilateral es divina por que, si bien, la persona que amamos no nos corresponde de manera real, tampoco nos lastima, pero eso no nos vuelve inmunes ni nos deja escapar invictos del dolor que nos producimos nosotros mismos al aferrarnos a lo que no nos corresponde.
Sé por experiencia que encontrar al amor verdadero no es sólo salir a pistear con las amigas y esperar la flecha de cupido atravesando nuevamente nuestro corazón... pero si nos encapsulamos en un rincón de la vida perdiendo la posibilidad de conocer y tratar gente nueva y maravillosa que el día de mañana puede resultar ser lo que en nuestros más íntimos y puros deseos, anhelamos con todo el corazón, jamás lo encontraremos, ni podemos hablar de una experiencia amorosa real.
¡Piénsalo!
Sentir tus latidos en la palpitación de tus labios sobre los míos,
correr el riesgo de continuar explorando el sabor de tus besos.
Pasar de lo lírico, lo ilógico hasta olvidar los versos,
y sumergirme completamente bajo el calor de tu cuerpo…
Temblar ante el choque de la realidad, de tu piel, de tu pecho…
Continuar bebiendo de ti, danzando, jugando, mordiendo,
y continuar susurrando entre alientos mezclados, Te quiero.

Anónimo dijo...

Hey! Sólo una cosa más, no creas que me estoy colgando de tu blog para usarlo de escaparate de mi talento, aah, ja, ja!
Yo tengo mi propio espacio en el ciber universo ;)

Anónimo dijo...

y en el primer comentario no es 'dicho' es 'dichoso' a veces me pierdo entre mis tantas ideas que por tratar de escribir mucho escribo dnejfb fdefnjf y dwssd vees? Me pasa todo el tiempo... oy así, so complicated.

Alphard dijo...

Descuida, a las personas que se pasan por aquí para escribir algo, no las tomo como si estuvieran usando mi espacio de escaparate.
Pero si tienes tu rincón en estos lares, sería interesante darle una mirada...basta con dejarlo al firmar y listo.
Todos, de un modo, somos complicados.

Anónimo dijo...

Creo que te ayudaría mucho ser un poco más abierta, más audaz. Debatir puntos de vista es enriquecedor y puede ayudarte como impulso en tu carrera de escritora. No lo haces nada mal pero todo lo bueno siempre puede ser mejor.
Y no, no todos somos complicados, hay quienes aparentan una complejidad que radica en su extrema simpleza...

Alphard dijo...

A pedido del público (anónimo) discutiré tu comentario....Cuando escribí lo anterior, tenía unas lindas ganas de responder...imagínate.
Un amor bello como el de mis historias y sueños...uno correspondido....En mis historias y sueños no siempre son correspondidos, eh; por lo que recuerdo.
La relación unilateral, que está basada en la imaginación es bella de por sí, debido a la idea creada. Eso lo sé. Para mí sería más una mera ilusión. Sí, las oportunidades corren, se posan enfrente, y al cegarse en esa ilusión se dejan pasar.
Hay que saber diferenciar los retos a los que te enfrenta el amor, a diferenciar las ilusiones de las del amor verdadero...a las de ese amor bonito, comprensible, sincero. Sé que, necesariamente, no se consigue pisteando o esperando tranquila al renacuajo con flechas; sé que a veces se cruza en tu camino sin que te des cuenta, está a tu lado mirándote, a millas de distancia buscándote, esperándote, y tantas cosas más; sé que se debe tratar gente nueva, pero no sólo para buscar a la otra mitad de tu corazón, tener una experiencia amorosa y ser capaz de diferenciarla a una ilusión; sino, conocerlas para obtener nuevas oportunidades de crecer como persona, aprender de ellas, enseñarles lo que puedes dar...en fin, por ahora es lo que quiero escribir.
Por cierto, no soy escritora ni pretendo serlo...a veces me dará por escribir una que otra historia, es solo por querer hacerlo y no por estar planeando ser una bestseller.
En la entrada: Rosas...menciono que la canción trae a mi memoria a una escritora aficionada, a la que me refiero no soy yo, es a una amiga a la que quiero con toda mi alma.
Gracias por los distintos comentarios. Espero también poder leer algo en tu espacio. Mis cordiales saludos.

Anónimo dijo...

En mi punto de vista si uno escribe, es escritor. Más aun aquellos que tiene el don de extraer sus sentimientos y pensamientos y los conducen al plano literario.
Me agrada tu manera de responder... diferente a las anteriores, más abierta, más despierta, más tú...
En cuanto al tema del amor... bueno es un paralelo completamente extenso, relativo y variable que depende de cuestiones culturales, psicológicas, sociales, patológicas…etc.
Y sí, lo importante en la vida es amar y creer en el amor en base a nuestro propio sentir.
Tenerle esa fe y ese respeto al sentimiento mismo, a su esencia. La persona amada es la piedra angular… pero como no siempre puede resultar reciproco el sentimiento, lo único hermoso e inalterable es eso: el sentimiento.
Agradecer que tenemos un corazón que late, un cuerpo que tiembla, un mente que idealiza, que crea y un amor por el cual sonreír y hacer la vida más llevadera:)

Lanzar un juicio desde afuera es sencillo, pero injusto; realmente son sólo dos personas las que comprenden esa parte de la historia que los demás no pueden explicarse porque así debe ser, por que ahí está la belleza de amor.

Sé que en tus historias el amor no siempre es la completa victoria. He tenido la oportunidad y me he buscado el tiempo de leer algunas y resulta que son muy profundas. Algunas un poco confusas… pero destaca ese estilo, la prominencia a ese amor ultra sensorial, ilimitado…extenso hasta confines inimaginables.
Dicen que cada mente es un mundo y que cada relato lleva partículas del autor y tú, autora de historias y sueños, reflejas muchas cosas en ellos.

En cuanto a mi tardía respuesta, supongo que no creí que ibas a responder. Me alegra que lo hicieras :)

Saludos también y un ciber abrazo desde México, Andre.